Saltar al contenido

Batalla de videojuegos: ‘Clash of Clans’ o ‘Clash Royale’

¿Clash Royale o Clash of Clans? Ésta es la pregunta que se hacen mucho de los jugadores del mercado móvil a día de hoy. Aunque provienen de la misma compañía, Supercell, la empresa ha sabido ofrecer dos experiencias bien distintas para unos y otros usuarios, complementando así lo que es capaz de ofrecer cada producto. Por otra parte, y además de las diferencias que puede haber en el terreno jugable, ‘Clash Royale’ es una apuesta mucho mejor definida y no tan “prohibitiva” como la que podamos encontrar en ‘Clash of Clans’.

‘Clash Royale’ por ejemplo es mucho más accesible en términos jugable, no requiriendo de un concepto de juego complejo y en el que dominar multitud de parámetros. Su mecánica se basa en atacar la base rival dividida en dos calles, pero también por supuesto defender la nuestra del rival. Hasta aquí todo sencillo, la complicación viene cuando para atacar y defender dependeremos de, por supuesto, nuestras tropas. Para lograrlas deberemos de hacernos con cartas – cada una de ellas con sus propias estadísticas – y ¿cómo logramos esos sobres? Con victorias. A partir de aquí ya os podéis imaginar el nivel de adicción que genera el título en base al concepto de combate frente a otros jugadores pero también coleccionismo.




La idea de ‘Clash of Clans’ es completamente diferente, bebiendo de forma directa del género de la estrategia. Aunque obviamente se pasan por alto elementos complejos que podamos encontrar en plataformas como PC, el título ofrece planteamientos similares ya que dependeremos de la construcción de edificaciones, la creación de tropas y su correspondiente entrenamiento; resumiendo: crear una ciudad inexpugnable de cara a otros jugadores. Aunque pueda parecer un concepto complicado de llevar a dispositivos móviles, precisamente la facilidad con la que Supercell ha logrado esa mezcla para usuarios expertos y novatos en el género es lo que ha llevado a ‘Clash of Clans’ a ser todo un éxito.

Tanto uno como otro juego son de carácter gratuito, algo que sin duda facilita muchísimo el llegar a más usuarios, pero ¿y qué hay de aquellos jugadores que no disponen de mucho tiempo y quieren ver ampliadas sus posibilidades de ganar? Aquí es donde entran en juego los micropagos. Odiados por unos y por otros simplemente considerado un elemento que no influye en la jugabilidad; los micropagos están presentes en ambos títulos. Dado el reciente lanzamiento de ‘Clash Royale’ es lógico que éste sea juego de Supercell que mayor exigencia a la hora de hacernos con extras requiera.

Aunque podemos adquirir cartas a medida que ganamos partidas, para los usuarios es demasiado tentador comprar sobres de mayor calidad con los que, como podréis imaginar, optimizar de forma exponencial nuestras tropas. En una línea similar, aunque sin llegar a ser tan explícito, tenemos también ‘Clash of Clans’ no siendo de vital importancia invertir dinero real para poder disfrutar de las partidas y mejorar nuestro ejército. En cualquiera de los casos, vosotros tenéis siempre la última palabra a la hora de invertir algunos euros para aseguraros la victoria, o no.

FUENTE Y CREDITO

Facebook Comments