La tecnología cambia nuestra forma de ir y estar de vacaciones

PUBLICIDAD
Vota por favor

La tecnología es uno de los factores más influyentes en el cambio que está experimentando el sector turístico. Ha transformado todo el proceso de un viaje: la organización, su disfrute y la vuelta a casa. Hoy es más fácil que nunca hacer una reserva de habitación por internet o comprar un billete de avión o tren. Fitur es una oportunidad única para conocer los últimos avances Pero en esta revolución tecnológica, los hoteles tienen un protagonismo destacable. Los hoteleros ya no quieren que el cliente vaya solo a dormir y descansar, sino que viva una experiencia única durante su estancia. ¿Imaginas ser atendido por un robot? Pues ya es posible en Japón, en el hotel Hennna, que se encuentra ubicado cerca de un parque temático. Mirillas inteligentes que permiten saber quién llama sin levantarnos de la cama, reconocimiento de voz y facial; música subacuática en las piscinas, pagos con huella digital; apertura de la habitación con el móvil y posibilidad de ambientar el alojamiento a tu gusto… Estas y muchas más son opciones disponibles para el cliente en hoteles de España. La innovación es el presente y el futuro de la industria, y el principal factor diferenciador entre compañías. “La tecnología proporciona al turista más formación, más información y más canales de comercialización, obligando a toda la cadena de valor turística a ser más flexible, más eficiente, más productiva, de mayor evolución… A este tipo de hoteles que se han adaptado al nuevo perfil de viajero les denominamos hoteles de tercera generación”, explicó el Instituto Tecnológico Hotelero en la presentación de Fitur. La innovación va asociada a una mayor sostenibilidad por parte de la industria y de los clientes. ¿Secar el cuerpo del cliente sin usar toallas? El Instituto Técnico Hotelero subraya que “uno de los aspectos que, sin duda, más está creciendo en los últimos años y que marca parte de la evolución de la tecnología en entornos físicos es la incorporación y el diseño de espacios virtuales, inmersivos y digitales, que permiten recrear entornos personalizados, evocar que se está en parajes desconocidos y atractivos, o simplemente ofrecen una plataforma de proyección de contenidos del teléfono del cliente en un ambiente de cuatro dimensiones representado en la propia estancia del hotel”. Pero la innovación también es un punto a favor del sector, a pesar de que requiera inversión.

 

Ahorrar en agua, disponer de auto check-in o secar el cuerpo del cliente tras el baño sin tener que usar la toalla son servicios disponibles que pueden ayudar a mejorar la cuenta de resultados de las compañías. Fitur es una oportunidad única para conocer los últimos avances. Algunas empresas exhibirán sus últimas actuaciones. Por ejemplo, Tecnalia llevará a la feria desarrollos y aplicaciones tecnológicas para visualizar productos turísticos a través de realidad inmersa y aumentada. Infotactile expondrá dispositivos en formato digital y audiovisual, integrados con el teléfono móvil, la tableta, el ordenador y otros. Movilok mostrará sus soluciones móviles con un escaparate interactivo que permite enriquecer la experiencia del cliente de un hotel, con una tecnología que convierte cualquier display (TV, pantalla led, videowall…) en una vivencia innovadora. Autoclick Rent a Car mostrará las tecnologías aplicadas en todos sus alquileres, como wifi gratis y mejoras que agilizan el servicio postventa.

Tourcard dará a conocer las Tarjetas Tourcard, con rutas que incorporan mapa y audioguía, y una plataforma de venta de actividades complementarias. Los destinos harán uso igualmente de la tecnología para su promoción. Así Formentera utilizará vídeos de 360 grados que podrán verse a través de gafas de realidad virtual para contemplar todas las opciones turísticas que ofrece la isla. Las nuevas generaciones marcan el futuro En la actualidad, todos los agentes económicos tienen en cuenta para la elaboración de sus estrategias a los millennials, aquella generación que alcanzó la mayoría de edad con el cambio del siglo.

Su manejo de las tecnologías, así como la asiduidad de su utilización y otra forma de percibir y vivir la vida están cambiando algunos servicios como los del turismo. Pero esta industria va más allá, y la generaciones X y Z (nacidos entre 1960 y 1980; y entre 1994 y 2010, respectivamente) también están presentes cuando se piensa en el futuro.

 

La consultora Deloitte considera que los viajeros millennials y de la generación X buscarán un turismo basado en experiencias personales y de calidad al llegar 2020. El sector piensa, además, que estos dos colectivos dominarán el turismo de ciudad, que será un gran activo al llegar a esa fecha.

Por su parte, la generación Z ha vivido en una etapa de crisis mundial y bajo la amenaza del terrorismo; representa el 27% de la población mundial, según un informe de Kantar Millward Brown. Hosteltur describe a este grupo como sensible, comprometido y muy concienciado con el mundo en el que vive. Un estudio realizado por el portal de reservas Booking.com desvela que el 89% de los adolescentes entre 12 y 15 años considera esencial tener conexión wifi en sus vacaciones. Y para el 44% es importante tener la oportunidad de hacer buenas fotos en sus destinos para compartir en las redes sociales. También les gusta poder realizar varias actividades, contar con piscina en sus alojamientos y estar cerca de la playa.

Fuente

 

Facebook Comments